Banderas Rojas - A qué le tenemos que prestar atención

Actualizado: abr 3


A pesar de que existen ventanas de tiempo en donde es normal que aparezca cierta habilidad en los niños,-recordemos que cada uno es diferente y por lo tanto ningún niño sigue exactamente el mismo "ritmo" que otro-, sí hay ciertas cosas que deben estar presentes en determinados momentos del desarrollo, ya que reflejan que el sistema nervioso está funcionando de manera adecuada y el niño se está adaptando al entorno de forma normal.

Se ha demostrado ampliamente que un niño que tiene un retraso en el desarrollo o algún problema específico en algún área y que es detectado de forma precoz, -y en consecuencia recibe atención de forma temprana-, tendrá mejores resultados y menores problemas de forma más tardía, que un niño al cual nos demoramos en consultar, diagnosticar, y tratar. Las intervenciones tempranas,-durante los períodos críticos de mayor desarrollo neuronal y al mismo tiempo donde se desarollan formas alternativas de compensacióncon con mayor facilidad-son fundamentales para asegurar el mejor resultado posible al niño. No hay que esperar si sospechamos que algo no anda bien!

Es por esto que existen las llamadas "Banderas Rojas", que son aquellas cosas en específico a las que debemos estar alerta, frente a las cuales debemos pensar que hay algo ocurriendo detrás de ese comportamiento. Recordemos que la forma en que un niño se mueve y se comporta siempre refleja la maduración de su sistema nervioso, y la interacción de su cerebro en desarrollo con el ambiente que lo rodea.

Las banderas rojas de este post son principalmente del aspecto motor, pero ojo que éstas se pueden dar en cualquier área del desarrollo (cognitivo, socio-afectivo, sensorial, etc). Más adelante estaremos hablando un poco más en detalle sobre éstas.

Banderas Rojas Generales (en cualquier etapa)

  • Pérdida significativa de habilidades - Ejemplo:tu hijo/a podía mantenerse sentado por sí solo y algunas semanas después no es capaz de hacerlo

  • Tu hijo/a no parece responder a estímulos visuales o auditivos

  • Interacción social pobre con adultos u otros niños

  • Asimetría - Hay diferencia entre el uso del lado izquierdo y derecho del cuerpo en fuerza, movimiento o tensión muscular. Ejemplo: tu hijo/a siempre usa la mano derecha para tomar todos los juguetes

  • Movimientos muy "sueltos" y "flopy" / Movimientos muy tensos y rígidos

A continuación te contamos las cosas más relevantes que pueden ser un llamado a poner atención a ver qué está sucendiendo.

Nacimiento a los 3 Meses

  • No responde a ruidos fuertes

  • Contacto y seguimiento visual (sigue un objeto que se mueve con los ojos) pobre y escaso

  • Cabeza muy extendida (como si quisiesen mirar hacia atrás) y/o rotada siempre hacia el mismo lado

  • La cabeza no usa la línea media (al centro del cuerpo, mirando al frente), esto se da alrededor de los 2 meses.

  • No patalea con las piernas o lo hace muy poco

  • Brazos muy rígidos, marcada asimetría entre uno y el otro

  • No sostiene por completo y de forma controlada la cabeza (a los 3 meses ya debe estar este hito)











4-8 meses

  • No balbucea o emite sonidos (4to mes)

  • No se lleva objetos a la boca (4to mes)

  • La cabeza aún se cae hacia atrás al sentarlo desde las manos

  • No gira hacia los lados (Entre 5to y 6to mes es normal)

  • Prefiere estar acostado a otras posturas, se mueve poco

  • Se le hace muy difícil estar de guatita, no logra jugar en esa posición

9 a 12 Meses

  • Prefiere estar sentado la mayor parte del tiempo

  • La postura en sentado es muy estática, siempre usa la misma y no sale de ella o le cuesta mucho cambiar a otra

  • No se desplaza (puede ser gateo, arrastre, camina con/sin apoyo, trepa...)

  • Manipulación de juguetes es muy básica

  • No logra ponerse de pie con apoyo (9no mes)

  • Su exploración del ambiente es limitada

  • No logra sentarse por sí mismo (alrededor de 9-10 meses)

Recuerda que es una mirada general, si tienes dudas o crees que algo no anda bien, siempre te reomendamos planteárselas a tu pediatra o buscar un profesional especialista que te acomode y te dé confianza.

Por último, y muy importante: el desarrollo de un niño es integral, abarca distintos aspectos que lo llevarán a conformarse como persona, por lo que la parte motora es sólo una parte de dicho proceso. Un niño puede mostrar de forma temprana señales de alerta que no tienen nada que ver con cómo se mueve.

¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?