Alteraciones en la forma de la cabeza: ¿cómo prevenir y tratar las deformidades craneales?

Actualizado: 11 ago

La cabeza de los bebés, durante los primeros meses de vida, se va moldeando a medida que crece para hacer espacio para el crecimiento del cerebro. Sin embargo, a veces hay alteraciones en este crecimiento y es cuando aparecen las deformidades craneales, es decir, el cráneo adquiere una forma que no es la típica o esperada.


En los niños con deformidades craneales es importantísimo que las familias conozcan bien el diagnóstico y entiendan sus causas, para que puedan jugar un rol activo durante su tratamiento. Es por eso que les dejamos un resumen de estas alteraciones en este post.


Los tipos más comunes de alteraciones en la forma del cráneo son la braquicefalia y la plagiocefalia. La primera es un aplanamiento en toda la zona posterior de la cabeza del bebé, mientras que en la segunda se aplana principalmente a un lado de la zona posterior de la cabecita.




En ocasiones estas pueden ser provocadas por un cierre temprano de las suturas o uniones que existen entre los huesos que componen el cráneo. Pero la mayor parte de los casos es causado por fuerzas mecánicas que actúan sobre la cabeza y que provocan cambios en su forma (porque todavía es muy blanda y moldeable).


Entre las causas de las alteraciones en la forma de la cabeza encontramos factores asociados al embarazo como la posición fetal mantenida, los embarazos múltiples, el tamaño fetal, un parto instrumentalizado, etc.


Sin embargo, en la gran mayoría de los casos las alteraciones aparecen después del nacimiento. A este tipo le llamamos una deformidad (ya sea plagiocefalia o braquicefalia) posicional, es decir, se debe a posiciones mantenidas por tiempos prolongados, a la utilización excesiva de sillas/coches/mecedora, o también a la disminución de la movilidad espontánea del bebé por otros factores de salud, como una tortícolis congénita, problemas visuales, parálisis cerebral, etc.


Dato freak: los niños con reflujo tienden a posicionarse con extensión y rotación de cabeza hacia izquierda para evitar las molestias del reflujo. Esto también puede llevar a plagiocefalia.


¿Es importante tratarla o es solamente estético?


La respuesta es simple: ¡ES IMPORTANTÍSIMO! En general cuando vemos un aplanamiento este afecta la forma completa de la cabeza, es decir, aunque sea imperceptible tenemos un leve cambio en la posición de los ojos, los oídos, la articulación de la mandíbula, etc. Y por lo tanto podemos tener alteración en la percepción, tanto visual como auditiva, además de problemas futuros a nivel mandibular. Por otro lado, las asimetrías de la cabeza tienden a estar acompañadas de un uso asimétrico de su cuerpo, logrando mejor control hacia un lado que hacia el otro y por lo tanto se altera el adecuado desarrollo sensoriomotor de los niños.



¿A quién acudo para una evaluación?

Si notas que la cabeza de tu guagua está aplanada en alguna zona coméntalo en tu próximo control con tu pediatra. ¡Mientras antes mejor! Si no lo mide objetivamente y/o no le da importancia, busca otra opinión. Puedes consultar directamente con un especialista: fisiatra o neurocirujano.


¿Cómo la prevengo?

  • Cambia frecuentemente de posición a tu guagua, en especial en los primeros meses en que no se mueven tanto solitos.

  • Preferir siempre el movimiento libre en vez de dejarlo en contenedores que limiten su movimiento como el coche, una silla mecedora, etc.

  • Hacer cambios de lado en la cuna. Puedes modificar el lado de la cabecera para que al buscar a sus padres mire hacia un lado distinto al que acostumbra.

  • Al jugar con tu guagua preocúpate de siempre estimular por ambos lados. Si notas que es más hábil con un lado es mejor consultar.

¿Cómo se trata?


Es CLAVE iniciar tempranamente la kinesiterapia, para prevenir acortamientos musculares que suelen acompañar esta condición, además de promover el desarrollo de habilidades acordes a su edad con un control simétrico de su cuerpo.

Además, puede que sea necesario el uso de un casco ortopédico que corrija el crecimiento del cráneo a lo largo del tiempo.

En casos más severos o en casos en que las suturas se cierran antes de tiempo es posible que se requiera cirugía para corregir la forma de la cabeza y evitar complicaciones futuras.


Esperamos que esta información haya sido útil. Si tienes dudas escríbenos o agenda tu hora para una evaluación.




284 visualizaciones