Desarrollo Socioemocional en los Niños

Actualizado: abr 21


¿Qué es el desarrollo socioemocional?

El desarrollo socio‐emocional es la capacidad de un niño de comprender los sentmientos de los demás, controlar sus propios sentmientos y comportamientos y llevarse bien con sus compañeros.

.Para que los niños puedan adquirir las habilidades básicas que necesitan, tal como cooperación, seguir instrucciones, demostrar control propio y prestar atención, deben poseer habilidades socio‐emocionales. Los sentmientos de confianza, seguridad, amistad, afecto y humor son todos parte del desarrollo socio‐emocional de un niño, por lo que una relación positva de un niño con adultos que le inspire confianza y seguridad, es la clave para el desarrollo socio‐emocional adecuado. Como ocurre en todas las áreas del desarrollo infantil, el aspecto socioemocional se va desarrollando desde los primeros meses en progesiva complejidad y en directa relación con el ambiente y experiencias que rodean al niño.

¿Para qué se necesitan las habilidades socio-emocionales?

  • Identificar y comprender sus propios sentimientos

  • Interpretar y comprender el estado emocional de otras personas

  • Manejar emociones fuertes y sus expresiones de una forma constructiva

  • Regular su propio comportamiento

  • Desarrollar la capacidad para sentir emptía por los demás

  • Establecer y mantener relaciones

  • Desarrollar capacidades para confiar, relacionarse con otros, ser feliz consigo mismo y con los demás, sentirse eficaz y competente para lograr lo que se proponga a lo largo de la vida.

Como puedes ver, estas habilidades le servirán al niño durante la infancia, adolescencia y hasta la adultez, y sus bases se establecen durante los primeros años de vida. El fundamento del desarrollo socio‐emocional se inicia en la infancia. Un bebé al mes de edad hace contacto visual con sus cuidadores, conectándose de esta manera con ellos. Un bebé de dos meses de edad se tranquiliza y sonríe al oír la voz de uno de sus padres. Cuando la persona que cuida al niño le habla, él/ella fija su atención en la cara de esa persona. Saber leer las señales de su niño y prestarle atención desde el momento en que nace , da inicio a la formación de su desarrollo socio‐emocional.

¿Porqué son importantes?

El desarrollo socio‐emocional de un niño es tan importante como el desarrollo cognitvo y físico. Es importante saber que los niños no nacen con habilidades socio‐emocionales, y por lo tanto es rol de los padres, cuidadores y educadores, enseñar y promover estas habilidades. El desarrollo socio‐emocional provee a los niños un sentido de quienes son ellos en el mundo, cómo aprenden, y les ayuda a establecer relaciones de calidad con los demás. Esto es lo que impulsa a un individuo a comunicarse, conectarse con otros y lo que es aún más importante, le ayuda a resolver conflictos, adquirir confianza en sí mismo y lograr sus metas.

Los estudios nos han mostrado que un adecuado desarrollo socioemocional en los primeros años se asocia entre otras variables con:

• Un mejor desarrollo del lenguaje, pensamiento y habilidades sociales.

• Una mejor adaptación al ambiente pre–escolar y escolar (mejores índices de desempeño académico, mayores conductas de cooperación en la sala, mayor disposición hacia el aprendizaje y mejores relaciones) • Menores indicadores de problemas conductuales en etapa pre– escolar y escolar (como aislamiento social, comportamiento agresivo, hiperactividad, cuadros atencionales y/o conductuales, entre otros.) • Mayores índices de felicidad y bienestar general, incluso hasta la edad adulta.

Debemos recordar que cada niño es diferente y único. Un niño puede ser extrovertido, cariñoso y reaccionar con curiosidad ante situaciones nuevas. Otros niños podrían ser tímidos, tener dificultad para entrar en confianza con las personas y ser cautelosos ante situaciones nuevas o podrían ser exigentes y poco colaboradores. Ninguna personalidad es “mejor” o “peor” que cualquier otra. Podría ser más diİcil para algunos niños que para otros participar en los juegos con sus compañeros, lo cual está bien. Como padres y personas a cargo de un niño, podemos ayudarlos con sus emociones, proporcionándoles estructura, consistencia y expectativas realistas con respecto a su conducta. Esto les ayudará a adquirir más confianza para establecer amistades y a participar en los juegos con sus compañeros. Las habilidades socio‐emocionales permanecerán con el niño durante toda su vida.

¿Te gustó este post?, tenemos más artículos de éste y otros temas relacionados a los niños y la crianza.

Te recomendamos

El Secreto de Estimular a los Bebés

https://www.crecerdecolores.com/post/el-secreto-de-estimular-a-los-beb%C3%A9s

¿Qué es la estimulación temprana?

https://www.crecerdecolores.com/post/qu%C3%A9-es-la-estimulaci%C3%B3n-temprana

Guía para Pataletas: ¿Qué hacer y qué no?

https://www.crecerdecolores.com/post/gu%C3%ADa-para-pataletas-qu%C3%A9-hacer-y-qu%C3%A9-no

0 vistas
¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?