Fomentando el Apego

Actualizado: abr 3


Un bebé nace preparado/a para formar vínculos de apego con sus padres o cuidadores y con otras personas cercanas a él. Pero, ¿Cúal es la importancia del apego?, ¿Por qué hay que fomentarlo? Hoy hablaremos de este tema en el blog.

¿Qué es el apego?

El apego se define como un vínculo afectivo intenso, duradero que se desarrolla entre dos personas. Su objetivo es brindar seguridad, protección y consuelo al otro en momentos de amenaza. Por ejemplo, cuando un bebé llora el cuidador lo va a ver y lo toma en brazos. Esa acción hace que el niño/a se siente seguro y protegido por lo que se está formando un apego seguro.

¿Por qué es importante el apego?

En la actualidad se considera que el apego es un aspecto muy importante en el desarrollo de los niños, debido a las siguientes razones:

1) Es importante porque la calidad del apego que reciba el bebé va a afectar en cómo se comportará y desarrollará en el futuro.

1) El apego es una necesidad que tenemos todos los humanos, esto quiere decir que los niños y los adultos necesitan vivir vinculados a otras personas que los cuiden y los quieran.

3) Da al niño un sentido de confianza, seguridad, autonomía y efectividad para enfrentar el mundo.

¿Cómo favorecer el apego?

En cada momento que nos mostremos disponibles para satisfacer una necesidad del bebé o niño, estamos creando un vínculo de apego seguro. En las interacciones del día a día esto se va construyendo. Recordemos que las necesidades no son sólo alimento, higiene y sueño, si no también cariño, sentirse seguro y contenido. Para favorecer un apego seguro se recomienda:

1) Cuando su hijo manifieste algún malestar vaya a calmarlo y acogerlo con caricias y abrazos para que se sienta apoyado por usted.

2) El momento del juego es esencial para el vínculo entre el cuidador y el niño/a. Las conversaciones cara a cara que se pueden realizar en los primeros meses son una excelente idea para favorecer el apego.

3) La lactancia materna es un de las principales instancias para formar un apego seguro. Es un momento donde la madre y el bebé se sienten y se vinculan mutuamente. Pero es importante aclarar que una madre que no puede dar lactancia materna igual puede crear un apego adecuado con él.

4) Masajes infantiles: el realizar masajes a los bebés desde pequeños favorece el contacto piel a piel y el vínculo con el cuidador. En esta instancia el niño se siente acogido y querido por el adulto.

5) El contacto físico constante le da seguridad al bebé y lo protege de futuros problemas afectivos o conductuales. Está bien tomar en brazos al niño y hacerle cariño, así se sentirá querido y acogido por sus cuidadores.

6) Hablarle a niño en forma cariñosa y afectiva hará que el niño se sienta más tranquilo y protegido.

En conclusión, la importancia del apego nos recalca que hay que tratar con todo el cariño y amor a nuestros hijos. Hay que acogerlos y darles todo nuestro apoyo, contacto físico y amor para que se sientan seguros y tenga las herramientas para poder enfrentar al mundo de la mejor manera posible.

27 vistas
¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?