Terapia Ocupacional Infantil: ¿De qué se trata?

Actualizado: abr 1


Muchas personas no tienen claro qué hace un terapeuta ocupacional ni cuál es su rol dentro de un equipo de rehabilitación ("juegan con los niños", "hacen puzzles con los viejitos"). Al igual que otros profesionales de la salud dedicados a mejorar el desempeño de bebés y niños en diferentes contextos, el terapeuta ocupacional tiene un gran marco teórico-práctico desde donde trabaja. Y, al igual que todos los profesionales en rehabilitación, la terapia ocupacional trabaja para alcanzar objetivos específicos con sus pacientes, siempre teniendo en el horizonte el mejorar la calidad de vida. En este post les contamos lo más relevante sobre esta linda profesión.

La Terapia Ocupacional (T.O.) según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define como “el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social”. ¿Qué significa esto? En palabras simples, la terapia ocupacional se encarga de restaurar o maximizar el desempeño en las ocupaciones diarias.

De esta manera, la terapia ocupacional tiene como finalidad conseguir que la persona alcance la máxima funcionalidad considerando las limitaciones que esta persona tenga, ya sean de carácter físico, cognitivo o conductual. Pero esto no es todo, sino que además, la T.O trabaja para este máximo potencial a través de actividades con sentido, que se llevan a cabo en intervenciones específicas. La T.O trabaja de forma sistemática en base a objetivos tanto generales como específicos, que fundamenten el trabajo a realizar, no se trata de sentarse a jugar a algo porqué sí o a conversar de lo que se nos ocurra con un niño. Todo tiene un porqué detrás que se enmarca en las mismas preguntas que se hacen los kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, y educadores: ¿qué necesita este niño desde mi área de conocimiento?, cómo puedo potenciar al máximo sus capacidades?, ¿cómo puedo -junto a su familia- minimizar sus limitaciones?.

Por otro lado, el terapeuta ocupacional genera planes de trabajo que se encuentran enmarcados dentro del ámbito de la rehabilitación, lo cual permite que se aborden intervenciones del punto de vista integral, considerando las habilidades motoras, desarrollo cognitivo, social, emocional y comportamiento. Siempre se parte de la premisa de las fortalezas del niño/a y de sus cualidades que nos van a ayudar -como terapeutas- a alcanzar las metas establecidas. En este sentido, la familia es especialmente importante en el trabajo del T.O, ya que el niño/a desempeña sus ocupaciones diarias la mayoría del tiempo, alrededor de su familia. El T.O se pregunta: ¿cómo se relaciona el niño en determinadas situaciones con sus familiares?, ¿cómo podemos intervenir en la dinámica familiar de modo de facilitar el ingreso al colegio de este niño?, ¿qué cosas son actualmente una dificultad para la interacción del niño con su entorno cercano?.

Como podemos ver, el T.O no sólo trabaja de forma directa con el niño/a, sino que también de forma constante con las familias, a través de la “educación” constante sobre los procesos de desarrollo normal o sobre las patologías y las características que éstas puedan conllevar. Además, se preocupan por el desempeño en la vida diaria del niño, incluidas actividades lúdicas, escolares y él cómo participan en sus familias y en la comunidad.

Un aspecto importante de tener en cuenta, es que los terapeutas ocupacionales pediátricos, trabajan principalmente a través del juego, y esto cobra pleno sentido si pensamos en la ocupación principal de un niño, que es jugar. Como hemos mencionado antes en otros posts, el juego es el principal escenario de aprendizaje para los niños, y en terapia ocupacional no es la excepción. En el marco del juego se le permiten al niño(a), aprenden y practicar nuevas habilidades, como también refinar otras, le permite sentir emociones, desarrollar amistades y experimentar roles sociales. Los niños se encuentran intrínsecamente motivados para jugar y pasan la mayor parte del tiempo “jugando”. Por lo cual, exploran su ambiente y crean situaciones de juego.

Es por esto, que es importante saber que el juego debe tener diversas características, las cuales son:

  • Involucrar la elección libre, no es obligatorio. (los niños juegan por que quieren, no porque deben)

  • Es divertido o placentero

  • Esta enfocado en el proceso mas que en el resultado

  • Muchas veces involucra el “hacer creer” o usar la imaginación

Referencias

(Mulligan, 2006)

18 vistas
¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?