top of page

Tips para Reducir las Pantallas en Niños

En un mundo cada vez más digital, la gestión del tiempo en pantalla de nuestros hijos se ha convertido en un desafío importante para muchos papás y mamás. Ya sea que estés empezando a informarte al respecto o ya hayas probado con ir disminuyendo el tiempo en pantallas de tus hijos, te felicitamos porque ya diste el primer paso, que es el más difícil: asumir que son adictivas y concluir que lo mejor para tus hijos -a corto, mediano y largo plazo-es ayudarlos a ir teniendo una relación saludable con la tecnología. Si te sientes culpable por el tiempo que tus hijos pasan frente a las pantallas y deseas disminuirlo, entendemos tus preocupaciones y estamos aquí para ayudarte. En este artículo, exploraremos estrategias concretas y te ofreceremos ejemplos prácticos para que puedas abordar esta situación con confianza.


disminuye el tiempo de pantallas de tus hijos

🤚 Establece límites claros y consistentes

Empieza por establecer límites de tiempo en pantalla que sean claros y consistentes. Por ejemplo, puedes decir: "Los días de semana, los dispositivos electrónicos se pueden usar solo después de completar la tarea del colegio y durante máximo una hora al día". Como todo cambio, al principio va a ser recibido con quejas, alegatos, y posibles pataletas. Pero si te mantienes firme, con el tiempo se irán acostumbrando. Los niños -aunque no lo admitan- aman las reglas y las necesitan en todos los ámbitos. Asegúrate de que todos los cuidadores estén en la misma página y sigan las mismas reglas. Osea, si van a la casa de la abuela o quedan al cuidado de alguien más, haz que corran las mismas reglas. Esto es muy importante para ir generando el hábito.


Ejemplo: Puedes crear un horario semanal que detalle cuándo se permite el uso de dispositivos y cuándo no. Coloca este horario en un lugar visible para que todos en la familia lo vean y lo sigan.


Fomenta actividades alternativas

Ayuda a tus hijos a encontrar actividades alternativas que disfruten tanto como los dispositivos electrónicos. Anímalos a participar en deportes, leer libros, hacer manualidades o jugar al aire libre. Esto efectivamente requiere un poco más de esfuerzo que el uso de pantallas por tu parte, pero es un esfuerzo que vale la pena hacer. Con el tiempo irás viendo los cambios sutiles gracias a esto. Cuando salgan a comer, por ejemplo, tus hijos podrán entretenerse jugando entre ellos o conversando contigo. No necesitarán pantallas para comer, jugar ni entretenerse. Si se te acaban las ideas, siempre puedes recurrir a Google o Pinterest, donde hay infinitas.


Ejemplo: Organiza una tarde de manualidades en la que todos participen. Esto puede incluir la creación de arte con materiales simples, como cartón y pinturas, lo que puede ser una actividad emocionante y creativa para tus hijos.


🚫 Crea un espacio de tiempo sin pantallas

Establece un período específico del día en el que no se permitan dispositivos electrónicos, como durante las comidas o antes de acostarse. Este tiempo sin pantallas puede fomentar la comunicación familiar y ayudar a los niños a desconectar antes de dormir.


Ejemplo: Durante la cena, alienta a todos a apagar sus dispositivos - adultos incluidos- y a participar en una conversación significativa. Puedes incluso pedir que estén lejos de la mesa, en las piezas, para disminuir la tentación en los más pequeños. Esto no solo fomenta la comunicación, sino que también establece una rutina saludable.


💻 Utiliza aplicaciones de control parental

Para tener un mayor control sobre el tiempo en pantalla de tus hijos, puedes utilizar aplicaciones de control parental. Estas aplicaciones te permiten establecer límites de tiempo y monitorear la actividad en línea de tus hijos.


Acá te dejamos un listado de algunas aplicaciones que puedes utilizar.

  • Qustodio: Esta aplicación permite establecer límites de tiempo en pantalla, bloquear contenido inapropiado y realizar un seguimiento de las actividades en línea de tus hijos.

  • Net Nanny: Net Nanny ofrece características de filtrado de contenido, límites de tiempo y seguimiento de actividades en línea para ayudar a proteger a tus hijos mientras navegan por la web.

  • Norton Family: Proporciona herramientas para supervisar y controlar el tiempo que los niños pasan en línea, así como para bloquear sitios web no deseados y rastrear su actividad en la web.

  • Kaspersky Safe Kids: Esta aplicación permite establecer límites de tiempo en pantalla, bloquear contenido inapropiado y rastrear la ubicación de tus hijos cuando están fuera de casa.

  • Screen Time Parental Control: Disponible tanto para iOS como para Android, Screen Time Parental Control permite establecer límites de tiempo en pantalla y monitorear el uso del dispositivo por parte de los niños.

  • OurPact: Esta aplicación ofrece controles de tiempo en pantalla, bloqueo de aplicaciones y seguimiento de la ubicación para ayudarte a administrar el tiempo en línea de tus hijos.

  • Family Link (de Google): Family Link permite establecer límites de tiempo en pantalla, supervisar el uso de aplicaciones y rastrear la ubicación de los dispositivos de tus hijos.

  • Mobicip: Ofrece filtrado de contenido, límites de tiempo y seguimiento de actividad en línea para mantener a tus hijos seguros mientras navegan por la web.

  • Bark: Aunque Bark se centra principalmente en la supervisión de las redes sociales y las comunicaciones en línea, también incluye características de control parental para limitar el tiempo en pantalla.

  • FamiSafe: Esta aplicación proporciona control de tiempo en pantalla, rastreo de ubicación y bloqueo de aplicaciones para ayudar a los padres a gestionar la actividad en línea de sus hijos.

Estas aplicaciones ofrecen una variedad de características para ayudarte a controlar y reducir el tiempo en pantalla de tus hijos, así como para garantizar su seguridad en línea. Antes de elegir una, es importante revisar las características específicas de cada una y asegurarte de que se ajusten a tus necesidades y preferencias.


👀 Sé un modelo a seguir

Los niños a menudo imitan el comportamiento de sus padres, así que establece un buen ejemplo limitando tu propio tiempo en pantalla. Muestra interés por actividades fuera de la pantalla y participa activamente en ellas. Si tu hobby es mirar Tiktok y postear historias en Instagram -y tus hijos te ven hacerlo- es natural que ellos también quieran estar usando un celular y mirando Tiktok. Cuando enseñas un hábito a tus hijos, debes desarrollarlo en tí también. De esta manera el cambio será más orgánico y además de tener beneficios en tus hijos, tendrá un impacto positivo en tí también.


Ejemplo: Si deseas que tus hijos lean más, muestra tu propio amor por la lectura al leer un libro en lugar de mirar tu celular cuando tengas tiempo libre.


😌 Fomenta la autorregulación

Habla con tus hijos sobre la importancia de autorregular su tiempo en pantalla. Ayúdalos a identificar las señales de que han estado demasiado tiempo frente a una pantalla, como ojos cansados o falta de interacción social. "Si sientes los ojitos cansados o están rojos, es porque has pasado demasiado tiempo viendo Youtube, mejor lo apagamos." ¿Prefieres leer un cuento o quieres salir a jugar al patio?"


Ejemplo: Puedes preguntarles a tus hijos cómo se sienten después de largos períodos en pantalla y ayudarlos a reconocer cuándo es hora de tomar un descanso.


🏆 Establece metas y recompensas

Crea un sistema de recompensas para motivar a tus hijos a cumplir con los límites de tiempo en pantalla. Ojo, la idea es que sea una recompensa y no una amenaza, es decir, queremos reforzar las conductas que buscamos -menos pantalla- y no asustarlos con una consecuencia negativa si es que no lo hacen. Pro tip: intenta no reforzar con comida.


Ejemplo: Si tu hijo cumple con sus tareas escolares durante la semana, puedes permitirle una hora adicional de tiempo en pantalla los fines de semana como recompensa.


💬 Comunica y escucha

Habla abierta y regularmente con tus hijos sobre el tiempo en pantalla y cómo se sienten al respecto. Escucha sus preocupaciones y necesidades, y ajusta las reglas según sea necesario. Explícales el motivo de estas reglas; no son porque sí. Siéntate a conversar- y repetir- las razones de por qué ver mucha pantalla no es bueno para ellos, aunque a sus amigos los dejen sus papás sin ningún límite.

Si partes haciendo estos cambios y ves mucha resistencia e irritación, quizás intentaste introducir demasiados cambios al mismo tiempo, y el señal de que puede ser buena idea hacerlo más progresivo.


Ejemplo: Puedes preguntarles a tus hijos cómo se sienten acerca del tiempo en pantalla y si hay actividades fuera de la pantalla que les gustaría probar. Su opinión puede ser valiosa en la toma de decisiones familiares.


Reducir el tiempo en pantalla de tus hijos puede ser un proceso desafiante, pero con estrategias concretas y una comunicación abierta, puedes ayudarlos a encontrar un equilibrio saludable entre el mundo digital y el mundo real. Recuerda que TÚ eres el adulto responsable y por lo tanto depende de tí poner reglas y límites claros. ¿Es difícil? Muy. ¿Se hará más fácil en los años que vienen? Probablemente no. Pero vale absolutamente la pena y -algún día- quizás no en mucho tiempo más, te agradecerás a tí misma por haber tenido la paciencia y constancia para hacer este cambio.

No te sientas culpable, ya que estás tomando medidas para el bienestar de tus hijos. Con paciencia y consistencia, puedes lograrlo y promover un estilo de vida más equilibrado para tu familia. Recuerda que cada pequeño paso cuenta hacia un cambio positivo.


145 visualizaciones

Σχόλια


bottom of page