Verano con Niños: actividades de estimulación

Actualizado: abr 3


Se acerca rápidamente el verano y ya estamos teniendo una primavera especialmente calurosa. Suben las temperaturas, se alargan las tardes y se acaban los días de jardín infantil o sala cuna, y aumentan las ganas de los niños de jugar afuera. Hay miles de opciones para mantener entretenidos a los más chiquititos mientras se pasa el calor, pero acá te presentamos algunas ideas para que logres jugar y al mismo tiempo estimular distintos aspectos de su desarrollo en este verano.

Juego Sensorial de Playa

Incluso aunque no vivas cerca del mar, puedes enseñarle a tu hijo/a cómo es con este juego. Se trata de llenar una caja grande de plástico con agua a temperatura ambiente y meter dentro todo lo que se te ocurra para imitar el fondo del mar: arena, conchitas de distintos tipos, piedritas, plantas…usa tu imaginación! La idea es que se entretengan juntos metiendo las manos y explorando con ellas las distintas texturas y formas, explicándole qué es cada cosa y invitándolo/a a usar la imaginación.

Fiesta de Globos

Este juego muy entretenido para los niños estimula la motricidad gruesa. Los niños saltan, corren, giran, se agachan, etc. Necesitarás globos de colores y tallarines de espuma (los que se usan para flotar en la piscina). En un espacio más o menos amplio, la idea es jugar alcanzando los globos con los tallarines. Pueden ir variando el juego, eligiendo sólo tocar los los globos amarillos, por ejemplo. Las posibilidades son muchas, el fin es que los niños muevan todo su cuerpo y al mismo tiempo incorporemos conceptos de colores y números.

Tarde de piscina

Como todos sabemos, se recomienda no exponer a los bebés de manera directa al sol hasta al menos los 6 meses. Sin embargo, no por eso no puedes disfrutar de una rica tarde de verano con tu bebé o con tus niños. Te recomendamos sacar a tu guagua al jardín, y ponerla sobre una mantita encima del pasto. Obviamente, bajo una buena sombra. Esta es una forma muy fácil y simple de incorporar a tu bebé a una tarde de piscina, donde las dos lo pasan bien, sin exponerla a los rayos solares. Dependiendo de la edad de tu bebé, puedes estimularla a jugar de espalda, de guatita, de lado o sentada. Les llama mucho la atención todo lo que sea nuevo, miran mucho el pasto, los árboles, el cielo… así que ¡a disfrutar el verano!


Estación de Agua

Esta actividad está orientada a mantener ocupados y al mismo tiempo entretenidos a los niños de entre 2 y 4 años. A esta edad comienzan a mostrar un gran interés por lo que les rodea, buscando situaciones nuevas donde puedan desarrollar habilidades cada vez más complejas. Esta actividad es muy fácil de armar y estimula a los niños a practicar el manejo de líquidos, una habilidad fina muy importante involucrada en tareas como la comida, lavarse los dientes y bañarse. Se usa una caja grande de plástico que se llena de agua, y en ella se ponen vasos y jarros de plástico de distintos tamaños y formas. Los niños se entretienen y van descubriendo al traspasar el agua de un recipiente a otro. Puedes hacerlo aún mas llamativo al usar colorante artificial. Una alternativa es incluir objetos e distintas densidades y explorar con él cuáles se unden y cuáles flotan.




Parque Entretenido

Este es uno de los más simples pero al mismo tiempo un juego muy divertido que mantiene a los niños usando todo el cuerpo en distintas posturas, por lo que estamos estimulando mayormente la motricidad gruesa. Sólo necesitas un bote con tizas de colores y un espacio amplio de cemento que puedas rayar/pintar en el suelo. Te mostramos en las fotos algunas ideas que puedes usar para crear distintos juegos. El objetivo (además de pasarlo bien, obviamente!) es saltar con los pies juntos o separados, agacharse, hacer zig-zag, correr, girar, etc. Lo que importa es mover todo el cuerpo.

Piscina

Una de las actividades más esperadas durante el año por los más chiquititos (y por nosotros también) son esos días enteros en la piscina. Además de ser lo máximo en esta época para ellos, es una instancia exelente para el juego en conjunto con toda la familia. Tomando en cuenta todas las precauciones y estando siempre alerta, puedes jugar en el agua con tu bebé en brazos. Estar en el agua es una sensación nueva que van descubriendo a medida que les vas permitiendo conocer como se siente flotar, cómo se salpica, cómo es patalear, etc.

Es una poderosa experiencia sensorial en niños pequeños, y en los más grandes una muy buena manera de fomentar la actividad física. Te dejamos estas lindas fotos para inspirarte a agarrar el traje de baño, bloqueador, y ¡al agua!

¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?