El Mundo de la Lectura

Actualizado: abr 3


¿Sabes los beneficios que tiene la lectura para los niños? Muchas veces pensamos que es recién en los años escolares que nos niños se benefician de este increíble hábito, pero la verdad es que podemos comenzar mucho antes. En este post te contamos los beneficios de la lectura y cómo la podemos incentivar en los más pequeños.

Importancia

La lectura favorece el desarrollo motor, lingüístico, emocional, cognitivo, social y lúdico de los niños y niñas. También estimula el vínculo entre los miembros del grupo familiar. Es la herramienta de entrada para que el niño conozca el mundo, para que explore y abra su imaginación en un ambiente seguro.

Por otro lado, juega un rol fundamental en la adquisición del lenguaje, ya que permite a los niños aprender las palabras con mayor rapidez y mejorar su comprensión del mundo.

Crear el hábito de la lectura desde pequeño hace que el niño se acostumbre a este momento y que lo espere con ansias todos los días.

El momento de la lectura

Lo ideal es que sea una instancia grata donde el niño se sienta libre para explorar. Estos momentos deberían darse por lo menos una vez al día. Por ejemplo, cuando el niño se va a acostar.

Idea: Para favorecer esto podmos crear un rincón de lectura en la pieza del niño y que en este lugar hayan libros apropiados para su edad. Idealmente deben ser atractivos y coloridos.

¿Cómo estimular la lectura?

El libro que escojamos y cómo lo leemos depende de la edad del niño. Cuando los niños sean más pequeños, se relacionarán con la lectura de una forma pasiva, muchas veces mirando y escuchando las historias o jugando con los libros. A medida que van creciendo, pueden participar más, comentando sobre los personajes, nombrando sus características, etc.

De 0 a 8 meses

En este período uno pasa mucho tiempo con los hijos, realizando muchas actividades con ellos. Es una época donde necesitan de toda nuestra atención y hay que aprovecharlos al máximo, porque es donde se establecen los vínculos de apego con cada uno de los niños, y para esto el cariño es una herramienta que puede facilitar nuestra tarea.

Esos momentos en que estemos realizando alguna actividad con ellos, pueden ser aprovechados para contarles un cuento o una historia, esto hará que los niños se sientan a gusto, acogidos, y escuchando una voz que les resulte familiar. Es importante que cuando les leamos un cuento lo hagamos con cambios de entonación, poniendo voces para cada personaje, ya que esto ayuda a hacerlo más llamativo. ​

Es una buena idea que siempre tengamos libros al alcance de los niños para que así ellos puedan tomarlos cuando gusten. En esta edad es importante considerar que se van a querer llevar todo a la boca, por esto tienen que ser libros blandos de género o plástico que no tengan elementos tóxicos para ellos.

De 9 a 14 meses

En este período los niños ya interactúan mucho más con su entorno. Ya se ríen cuando les hablamos, quieren ir a alcanzar las cosas y cuando conversamos con ellos ya los notamos más atentos.

En este periodo es importante que creemos momentos de lectura, los que pueden ser durante el día o antes de dormir. Los libros tienen que llamarles la atención, por eso es ideal que tengan muchas imágenes, colores fuertes, frases cortas y ojalá que traten de personajes que sean familiares para ellos, como los animales. Es ideal que los libros sean plásticos o de goma eva para que los puedan ver sólos sin que se rompan.

Para esta edad también son buenos los libros con sonidos, los que tienen distintas texturas y, a veces, títeres incluidos.

De 15 a 24 meses

A esta edad sus hijos ya dirán sus primeras palabras, empezarán a interactuar más con el medio, reconociendo imágenes y diciendo los nombres de distintos objetos, no de manera perfecta pero eso no importa porque de a poco lo van a lograr.

La lectura ahora es más interactiva. Cuando estemos leyéndole un libro podríamos preguntarles dónde están distintos objetos y dejar que ellos los señalen, pueden preguntarles el nombre de las imágenes que aparezcan y pedirles que repitan palabras que ustedes leen. Denles tiempo para que respondan y si no lo logran enséñales con paciencia y cariño, de a poco irán aprendiendo.

A esta edad pueden elegir cuentos que estén relacionados con las etapas que están viviendo los niños. Por ejemplo: dejar el chupete, lavarse los dientes, comer.

Lo más importante es que los momentos de lectura sean situaciones placenteras que los niños disfruten. Por lo que es crucial que sean actividades libres en que los niños se entretengan, sin necesidad de forzar las situaciones.

¿Dónde encontrar libros apropiados para cada edad?

Puedes ir a comprar libros a librerías o a supermercados. También pueden encontrar en internet en la página: “Chile Crece Contigo”. Ahí hay un apartado que se llama: “Actividades para compartir”, donde encontrarán cuentos que pueden elegir para sus hijos y luego imprimirlos en sus casas.

Idea: Si pueden es ideal termolaminarlos. Esto permitirá a los niños jugar tranquilamente con ellos, sin que los vayan a romper, además de que van a durar más tiempo.

Link de Chile Crece Contigo: http://crececontigo.gob.cl/actividades-para-compartir/cuentos/?filtroetapa


¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?