Lo que debes saber este invierno si tienes niños pequeños


Según una guía clínica del MINSAL (2013), las infecciones respiratorias agudas (IRA) son la principal causa de consulta pediátrica en la atención primaria, siendo éstas un 60% de todas las consultas anuales en promedio. Además, las IRA son la principal causa de hospitalización pediátrica y la frecuencia de cuadros de IRA son entre 3 a 6 por año en promedio por niño, lo cual va disminuyendo a medida que aumenta la edad.

Como podemos ver, las IRA son un problema muy común en la infancia y más aún en los meses de invierno, por lo que en este post aclararemos en qué consisten, porqué ocurren, y cómo podemos prevenirlas.

¿En qué consisten?

Las IRA constituyen un grupo de enfermedades que se producen en el aparato respiratorio, causadas por diferentes microrganismos como virus y bacterias, que comienzan de forma repentina y duran menos de 2 semanas. Es la infección más frecuente en el mundo y representa un importante tema de salud pública en nuestro país

Son el cuadro que normalmente llamamos "resfrío" en adultos, pero que en niños generalmente se observan más manifestaciones. Por diversas razones (de anatomía y cómo funciona el organismo) el sistema respiratorio de los niños es más susceptible a infecciones respiratorias, relacionándose directamente la edad con la gravedad del cuadro. En recién nacidos, una infección puede causar graves complicaciones médicas, mientras que en un niño de 10 años, ésta misma infección puede ser un simple resfrío de invierno. A grandes rasgos, las IRA se manifiestan con tos productiva, rinorrea (mocos), dificultad para respirar y malestar general. En ocasiones se acompañan de fiebre.

A grandes rasgos se pueden clasificar en infecciones respiratorias agudas altas o bajas.

  • IRA altas: como el nombre indica, comprometen a la vía aérea alta, y en general son mejor toleradas y más cortas en duración que las IRA bajas. Dentro de éstas encontramos la faringitis, amigdalitis, y rinosinusitis. Algunas de éstas pueden requerir antibióticos.

  • IRA bajas: afectan las vías aéreas más "abajo" en el sistema respiratorio, es decir, bronquios, bronquiolos y alveolos. Aquí encontramos a la bronquitis aguda, la neumonía y la influenza. Son la principal causa de hospitalización en lactantes

¿Porqué ocurren?

Las IRA son un grupo de enfermedades de diversas causas. A grandes rasgos se dividen en infecciones producidas por un virus, (como el virus sincicial respiratorio o el adenovirus) o por una bacteria. La gran mayoría de las IRA en niños son ocasionadas por virus (y especialmente en los menores de 2 años) lo cual significa que el manejo es básicamente sintomático (se tratan los síntomas como mejor se puede). En éstos casos el médico no le recetará antibióticos, dado que éstos fármacos se usan cuando hay un cuadro ocasionado por una bacteria o se sospecha de ello.

¿Cómo se manejan?

En la mayoría de los casos, las IRA provocan cuadros de baja complejidad que pueden ser manejados en la casa una vez que se ha consultado a un médico. Puede que el doctor le recete al niño medicamentos para disminuir la obstrucción bronquial (como el salbutamol, por ejemplo), pero es importante complementar esto con otras medidas como alimentación a tolerancia, líquidos abundantes, aseos nasales frecuentes, evitar sobre abrigar a los niños, y controlar la tempratura corporal. Si el médico considera que el niño tiene un cuadro en que aumentan las secreciones bronquiales -generando mayor dificultad para respirar-, puede que le indique sesiones de kinesioterapia respiratoria.

Sin embargo, siempre hay que estar atentos a la evolución de una IRA, ya que éstas pueden evolucionar a cuadros más complicados incluso llegando a necesitar atención de urgencia. Si tu hijo/a es diagnosticado con una IRA, pídele al doctor que te explique claramente en qué casos debes ir a la urgencia. (para saber más, también te dejamos el siguiente link).

Prevención: Lo más importante

Dado que las enfermedades respiratorias aumentan su aparición durante la época de otoño-invierno, es fundamental en ésta época aprender como prevenirlas. Están asociadas a factores como el descenso de la temperatura, y una mayor exposición a contaminantes, tanto intra como extradomiciliarios (dentro y fuera del hogar). Además, en niños que tienen factores de riesgo como recién nacidos, prematuros, inmunodeprimidos o que tienen patologías crónicas, es más importante prevenir, ya que en ellos las infecciones respiratorias agudas se presentan con mayor gravedad y complicaciones.

Dado que muchas de éstas infecciones se propagan por contacto, la principal medida de prevención es el lavado de manos. Aunque suene obvio, siempre se le insiste a los papás y familiares de niños pequeños y guaguas que antes de saludarlos o jugar con ellos, deben lavarse las manos. Al llegar del jardín, los niños deben lavarse las manos; si vas a ver a una amiga que recién tuvo a su guagua, debes lavarte las manos; si fueron al control con el pediatra y llegan a la casa, deben lavarse las manos. El lavado de manos es fundamental, y además es una medida barata, simple y que todos pueden hacer. (Si quieres saber más de prevención de enfermedades respiratorias, te invitamos a leer este post.)

Referencias

INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS BAJAS: DESCRIPCIÓN DE LOS EGRESOS DEL HOSPITAL ROBERTO DEL RÍO EN EL AÑO 2016. Ped. Elec. [en línea] 2017, Vol 14, N° 1. ISSN 0718-0918.

Guía clínica Infección respiratoria aguda baja de Manejo Ambulatorio en Menores de 5 años. MINSAL 2013.

0 vistas
¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?