Trastornos de la Deglución en niños

Actualizado: mar 31


Comer es una de las necesidades básicas del ser humano, tanto que si dejamos de hacerlo o tenemos dificultades para ello, ponemos en gran riesgo nuestra salud. Para alimentarnos, necesitamos poder hacer algo tan básico como tragar -o deglutir-. ¿Qué pasa cuando un niño o bebé tienen problemas en la deglución?, ¿porqué puede ocurrir esto?, ¿qué consecuencias puede traer? (son más variadas y complejas que sólo problemas nutricionales). En este post te contamos todo sobre los trastornos de deglución en los niños.

Entendiendo la deglución

La deglución es el paso del alimento desde la boca a la faringe y luego hasta el esófago. Los alimentos masticados por los dientes, amasados por la lengua y humedecidos por la saliva, toman forma de una bola de consistencia pastosa, el bolo alimenticio. Una vez formado la lengua lo empuja hacia atrás y entonces ingresa en la faringe. A través de esta, el bolo continúa su camino hasta llegar al esófago, y desde ahí pasa al estómago para ser digerido. Suena simple, pero es un proceso que involucra actividad neuromuscular compleja, que puede ser iniciada conscientemente, y que tiene distintas fases. Participan de la deglución unos 30 músculos y 6 pares de nervios encefálicos. Los niños degluten menos que los adultos: su promedio es de 600 a 1.000 veces por día, cuando los adultos degluten de 2.400 a 2.600 veces. Deglutir involucra cinco etapas, éstas son las siguientes:

  • Etapa anticipatoria: Es todo lo que sucede antes de iniciar el proceso de deglución como tal, y es muy importante, ya que es el primer acercamiento con la comida. Es cuando uno ve el alimento, lo huele y se lo acerca a la cavidad oral.

  • Etapa de preparación oral: Los alimentos se mastican y se humedecen con la saliva, creando el bolo alimenticio dentro de la cavidad oral.

  • Etapa oral: La lengua empuja los alimentos y líquidos hacia la parte posterior de la boca hasta la garganta.

  • Etapa faríngea: Aquí se desencadena el reflejo deglutorio, donde la estructura denominada "epiglotis" cierra el paso hacia la tráquea, para que los alimentos no ingresen en los pulmones y pasen hacia el esófago. Luego la epiglotis se abre para seguir respirando normalmente.

  • Etapa esofágica: Es la última etapa e involucra movimientos peristálticos que favorecen el paso del alimento hacia el estómago.

Disfagia

Muchos niños y niñas presentan trastornos de deglución, los cuales son un importante problema a pesquisar y tratar, ya que dificultan la ingesta nutricional adecuada y en consecuencia generan que se estanque el crecimiento. ¿Qué es la disfagia? disfagia es un término que significa "dificultad o imposibilidad de deglutir". Es la incapacidad que tienen los alimentos o líquidos de pasar fácilmente desde la boca hasta el estómago durante el proceso de deglución.

¿Cuál es la causa de la disfagia?

Los trastornos de la deglución se producen cuando una o más de las etapas del proceso no ocurren normalmente. Las causas de un trastorno de deglución en niños se dividen en orgánicas o estructurales, neurogénicas, iatrogénicas y funcional o del desarrollo. A continuación mencionaremos las causas más comunes en los niños y niñas.

- Fisura palatina.

- Macroglosia: lengua de gran tamaño en comparación con la cavidad oral.

- Interposición lingual: se define como la ubicación de la lengua entre las piezas dentarias en la zona anterior (incisivos) o posterior (molares), observada en reposo o en alguna función como la deglución o fonoarticulación.

- Mordida abierta.

- Micrognatia o prognatismo: alteraciones de la mandíbula -y en consecuencia, de la mordida-.

- Parálisis Cerebral.

- Traqueostomía: (para saber más de las traqueostomías en pediatría, haz click aquí).

- Niños prematuros.

¿Qué consecuencias puede traer una disfagia?

Las consecuencias de una disfagia varían según la causa y las características en particular de cada niño, pero a grandes rasgos, una dificultad en alguna de las 4 etapas mencionadas (anticipatoria, preparación oral, faríngea o esofágica) puede traer como consecuencia alteraciones en los sistemas respiratorio y nutricional.

A nivel nutricional, generalmente los niños con disfagia no comen las cantidades adecuadas de alimento, produciendo un bajo aporte calórico y de los nutrientes que requieren. Por otro lado, como mencionamos antes, la epiglotis (involucrada en la deglución) "bloquea" el paso a la tráquea cuando tragamos, de manera que los alimentos no pasen a nuestra vía respiratoria ni pulmones. Es por esto que una de las consecuencias más graves de los trastornos de deglución, son las llamadas aspiraciones, en donde justamente la epliglotis no "protege" la vía aérea y pasa contenido alimentario al sistema respiratorio. En estos casos, la consecuencia más común es un proceso inflamatorio conocido como neumonía por aspiración.

Cuando existe un trastorno de la deglución en los niños/bebés, es fundamental contar con un especialista que evalúe la situación y trate las disfunciones encontradas.

¿Qué evalúa el fonoaudiólogo?

Evalúa en cada etapa cosas específicas, ya que en cualquier nivel de la deglución se pueden ocasionar problemas.

- Etapa anticipatoria: Evalúa si el niño/a realiza contacto ocular con el alimento y utensilios (como cuchara o tenedor), observa qué reacción tiene al oler la comida, evalúa si abre o no la boca de manera voluntaria, la cantidad de saliva que produce, y el rechazo o satisfacción luego de comer.

- Etapa pre - oral: Se evalúa cómo saca el alimento de la cuchara, si hay un cierre eficiente de los labios, y cómo son los movimientos mandibulares y linguales que produce al masticar el alimento.

-Etapa oral: El fonoaudiólogo evalúa cómo mueve el alimento hacia la parte posterior de la cavidad oral, y si quedan residuos en la lengua.

-Etapa faríngea: Se evalúa el tiempo de gatillamiento del reflejo deglutorio, y la posible presencia de aspiración (entrada del alimento hacia la vía aérea).

-Etapa esofágica: Finalmente, una vez completada la ingesta del alimento, se puede evaluar si existe reflujo o vómito.

Es fundamental observar si hay aspiración (ingreso del alimento o líquido hacia la vía aérea) cuando el niño se alimenta. Los signos de aspiración son: voz húmeda, tos después de comer o de ingerir líquido, pérdida de peso repentino, y cianosis (cambio de coloración por falta de oxígeno).

¿Cuál es el rol del fonoaudiólogo en un trastorno de deglución?

El fonoaudiólogo tiene el rol de evaluar, diagnosticar y de elegir las técnicas a seguir con el niño que presente un trastorno de deglución. El tratamiento va a depender de la causa de la disfagia, la etapa que esté alterada y del grado de severidad que tenga, pero en todos los casos el objetivo principal apunta a lograr la alimentación de manera segura y cómoda para el niño/a, de manera que pueda integrarse al momento cotidiano de horarios de comidas y mantener un estado nutricional óptimo.

Los niños con síndrome de Down, parálisis Cerebral, trastornos del espectro autista y los niños prematuros, entre otros, tienen mayor predisposición a tener dificultades en alguna etapa de la deglución, por lo que es de gran importancia mantenerlos con controles periódicos y estar atentos -tanto los padres como el pediatra- a posibles dificultades de la deglución.

Todo el seguimiento se hace en conjunto a un equipo multidisciplinario e incluye de manera activa a la familia, explicándoles a que se debe la dificultad de deglución y enseñándoles que pueden hacer ellos para para favorecer la alimentación adecuada del niño/a.

Bibliografía

- Bacco. J, et al. 2014. Trastornos de la alimentación y deglución en niños y jóvenes portadores de parálisis cerebral: abordaje multidisciplinario. Revista médica clínica las condes.

-Suescún. J et al. 2016. Trastornos de la deglución y su abordaje en pediatría. 15. 6-15.


¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?