¿Qué son los Malos Hábitos Orales y cuales son sus consecuencias?

Actualizado: abr 1


¿Tu hijo/a está constantemente con el dedo en la boca? ¿Respira normalmente por la boca? ¿Se muerde constantemente el labio inferior? ¿Usa constantemente el chupete y tiene más de 2 años? Estas son todas características de un niño/a que presenta un Mal Hábito Oral, que puede causar un desvío del crecimiento normal de la zona oral, produciendo maloclusiones, alteraciones en la respiración y en la deglución.

¿Qué son los MHO?

Un hábito es una acción repetida que se realiza de forma automática, son patrones aprendidos de contracción muscular. Dentro de la cavidad oral podemos encontrar la presencia de malos hábitos orales (MHO), quienes son de gran importancia en el desarrollo de las maloclusiones. Estos MHO son por ejemplo, la succión digital y la de chupete, la interposición del labio inferior, deglución infantil y respiración bucal.

Ahora iremos explicando cada uno de ellos y mencionaremos las consecuencias que traen:

1) Succión: La succión nutritiva y no nutritiva en niños pequeños es normal y surge de la necesidad biológica de alimentarse. Pero si esta se prolonga en el tiempo puede traer consecuencias en las estructuras orales y en el desarrollo oclusal (de la mordida).

- Digital: Casi todos los niños en algún momento tienen algún tipo de succión no nutritiva. Ya sea chuparse el dedo pulgar u otro dedo, su tuto o algún otro objeto. La succión digital es la que trae mayores consecuencias ya que es un objeto duro, que por la presión que ejerce produce deformación en el paladar, mordida abierta ya que el dedo comienza a provocar que los dientes de arriba y abajo se separen y generen un espacio.

A nivel fonoaudiológico los fonemas más frecuente que se alteren son: /d/, /t/, /s/, /ch/ y la /ñ/. La /d/, /t/ y la /s/ son los más comunes.

- Chupete: El uso de chupete después de los 2 años puede tener consecuencias importantes en la anatomía oral. Se a observado que provoca mordida abierta, aumento de la distancia horizontal entre dos incisivos superiores e inferiores, entre otras consecuencias. Es por esto que es fundamental eliminar el uso de chupete a los 2 años para evitar consecuencias posteriores.

Los fonemas que se ven afectados son: /m/, /b/, /p/, /s/, /d/, /t/, /n/ y /l/. Los que se dan con mayor frecuencia son la /d/, /b/ y la /s/.

2) Interposición de labio inferior: Es la interposición del labio inferior entre las dos arcadas dentales en el momento de la deglución, durante el acto de hablar o en reposo. Esto trae como consecuencia un aumento de la distancia vertical entre los incisivos superiores e inferiores.

Los fonemas que se ven alterados son sobre todo los fricativos: /s/, /f/ y los fonemas /n/, /m/, /b/, /n/, /t/ entre otros.

3) Deglución infantil o atípica: Es una alteración del proceso de alimentación que ocurre cuando se descoordinan los movimientos orales y hay un inadecuado posicionamiento de la lengua al momento de la deglución. Estos niños y niñas se caracterizan por tener la lengua constantemente en posición baja, respiran frecuentemente por la boca, deja la boca abierta al comer, realiza ruidos y muecas al tragar. La deglución infantil se puede deber a la presencia de otro MHO como lo es la respiración bucal.

4) Respirador bucal: Normalmente el aire entra por vía nasal para llegar a los pulmones y oxigenarnos de manera adecuada. Cuando este patrón respiratorio se altera, por causas obstructivas o por MHO, se generan una serie de modificaciones en el desarrollo de de las estructuras orofaciales. Las consecuencias que trae el síndrome del Respirador Oral son: cambios posturales, paladar alto, posición baja de la lengua en reposo, mejillas caídas por poco trabajo muscular.

Los fonemas que se ven alterados son la /s/, /d/, /r/ y /rr/ entre otros.

¿Cómo los podemos prevenir?

  • Lactancia materna exclusiva como mínimo hasta los 6 meses.

  • No fomentar el uso del chupete para que el niño/a pueda dormir.

  • Evitar prolongar el uso de chupete más allá de los 2 años.

  • Reemplazar mamadera por vaso antes de los 2 años.

Si como padres, pesquisan un MHO, es importante derivar a un odontopediatra y a un fonoaudiólogo para tratarlo a tiempo y así evitar posteriores consecuencias.

Bibliografía

  • Cab, N., et al. (2012). Dislalia asociada a hábitos orales. Oral, 41, 865-869.

  • García, G. (2011). Etiología y Diagnóstico de pacientes Respiradores Bucales en edades tempranas - Revisión bibliográfica. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatria, 5, 1-6.

  • Lopes, G., et al. (2015). Exploring the association between feeding habits, non-nutritive sucking habits, and malocclusions in the deciduous dentition. Progress in Orthodontics, 16, 43-50.

  • Ocampo. A., et al. (2015). Prevalence of dyslalias in 8 to 16 year-old students with anterior open bite in the municipality of Enviago, Colombia. BMC Oral Health, 15, 77.

  • Susanibar, F., et al. (2016). Trastornos del habla. Madrid. Revista EOS.

  • Villanueva, P., Morán, D.,Lizana, M. and Palomino, H. (2009). Articulación de fones en individuos clase esqueletal I,II y III. Revista CEFAC, 11(3), pp.423-430.

¿NECESITAS TERAPIA OCUPACIONAL?